jueves, 16 de octubre de 2008

Viajes Preparativos invierno 2008: Córdoba, San Juan, San Luis Clandestinos...


Los inviernos son propicios para realizar viajes cortos ya que sólo contamos con dos semanas, y en este caso teníamos una deuda pendiente con la hermosa Córdoba, ya que desde nuestras visitas con nuestras respectivas familias, cuando eramos niños, nunca mas habíamos vuelto.Aprovechando esta situación y estudiando un poquito los mapas se nos ocurrió llegar hasta otro lugar, también soñado por nosotros: el increíble Valle de la Luna, en San Juan. De esta forma la idea era recorrer el valle de punilla de Córdoba, cruzar La Rioja hasta San Juan, y volver por el lado de San Luis para visitar Merlo y otros lugares.
De esta forma, partimos hacia Río Cuarto como punto de partida, previo asado y visita a amigos de esa ciudad, con la intención de recorrer todo el valle de punilla.


Nuestros destinos visitados fueron Embalse, Sta. Rosa de Calamuchita, Villa General Belgrano, donde bebimos ricas cervezas artesanales y comimos exquisiteces típicas de distintas regiones alemanas. La Cumbrecita, párrafo aparte, donde pese a que no se puede andar en coche, los chicos de turismo nos dejaron poner la kombi al costado del puente, debajo de un pino con el arroyo y las sierras de trasfondo, para poder pasar la noche... Es verdad que nos congelamos, ya que no teníamos donde enchufar el caloventor, pero les aseguramos que vimos una de las noches estrelladas mas bonitas...y a su vez, pudimos disfrutar La cumbrecita, sin las hordas de contingentes que llegan temprano a la mañana y a eso de las cinco de la tarde abandonan la villa para que recupere su estado ideal: silencio, callecitas de adoquines solitarias, en fin, PAZ...

De ahí partimos hacia la ciudad que vio crecer al gran Ernersto Guevara, el ché. En Alta Gracia estuvimos todo un día paseando por las distintos lugares de los jesuitas y la bellísima casa del joven revolucionario...barrio típicamente ingle`s ferroviario como los tranquilos barrios con sus callecitas y casas bajas del sur... Luego de redescubrir a nuestro compatriota, partimos para hacer noche en la veraniega y famosa Villa Carlos Paz, donde lamentablemente tuvimos un día de lluvia y otro mas o menos, que igualmente nos sirvió para pasear y conocer bastante. Paramos en un dormi del ACA donde vimos a una hermanita impecable de la clandes..


Partimos hacia Cosquín, pasando por Valle Hermoso, para hacer noche en La Falda ya que nos agarro una lluvia y frío que hacía resurgir la posibilidad de una nevada histórica, similar a la ocurrida el año anterior por estas mismas fechas...


Desde allí visitamos huerta Grande y la primaveral Villa Giardino, debido a la cantidad de flores que se encuentran por todos lados. Gracias a un dato, nos fuimos por el lado de las sierras y descubrimos el paseo o camino de los artesanos...una aparente comuna hippie con una calle muy larga plagada de negocios y resto muy pintorescos... siguiendo ese camino de tierra, subiendo montañas y sierras, entramos por detrás a La Cumbre.


La Cumbre sí que es un lugar soñado... sol, sierras, cielos increíbles, viento, arroyos y diques... y mucha gente loca de todo el mundo que terminó eligiendo este lugar. Aquí también visitamos al primo de Martina, un lokito copado, recordado por algunos, por haberse tirado desde el obelisco en paracaídas... Gracias a él y su novia que nos permitieron dormir en el aeródromo pudimos observar un cielo de estrellas que por momentos parecía que nos venía encima.


De ahí partimos hacia lugares anclados en nuestra memoria emotiva de niños... Los Cocos. Lugar obligado del viaje de egresados de 7mo. grado...qué viejos!!! Lamentablemente nos sucedió aquello que intuíamos, lo que antes era gigantesco, hoy se imponía como nimio... la visión de la niñez... diría Proust...
De aquí en mas nos quedaría la mística y extraña Capilla del Monte...y hacia allá fuimos...Cerro Uritorco, una peatonal techada, noche con murmullos al pie del cerro y gente muy colgada... buena onda, buena experiencia... pero nada de contactos del tercer tipo...


La segunda etapa del viaje fue bastante desértica. Cruzamos desde Cruz del Eje, toda La Rioja con un calor tremendo y con parajes cada 200 km para luego entrar por el extremo norte de San Juan hacia el Valle Fértil para luego hacer el Valle de la Luna y Talampaya... Gracias a un baqueano del lugar que cruzamos en esas carreteras tipo "road movie" donde se cruzan cardos por la ruta y serpientes, nos desayunamos que si nos desviábamos hacia el Valle no había lugar para dormir ni estación de servicio, así que entramos de noche a un pequeño pueblo llamado San Juan del Valle Fértil desde donde partían todos los tours y la gente hacia el valle de la Luna y Talampaya... En este inhóspito paraje la "gorda" tuve el premio de beber el mas exquisito y caro champaña... la nafta súper fangio no se que a casi 4 pesos el litro...jajajaa





2 comentarios:

Mariela dijo...

Ese sueño es maravilloso, me gustaria que cuando pasen por Colombia paren en Pasto, ciudad al sur, frontera con Ecuador, (Pasto es paso obligado) , ustedes me dicen que necesitan y nostros desde el grupo de promotores de lectura preparamos lo necesario.

Por favor si les es posible me escriben y me cuentan:
Mariela Guerrero
fundacionqilqay@gmail.com

Carlos E. Flores dijo...

Saludos.

Me llamo Carlos Flores de ALER (www.aler.org)

Esta es una iniciativa muy interesante. Me gustaría poder contactarme con alguno de ustedes para realizarles una entrevista telefónica. No se preocupen nosotros podemos hacer la llamada.

Nuestra señal satelital llega a 400 radios en toda América Latina.

Espero su amable respuesta. Mi correo es: carlos@aler.org y msn: siddharta79@hotmail.com

Millón de abrazos