miércoles, 22 de abril de 2009

CAPITULO I "DESDE LAS TIERRAS CHARRÚAS, ¡VIVA LA CELESTE, BÓ!!!"

Todo buen relato comienza con un misterio, de esos que intrigan hasta el final... el más evidente es ¿Dónde se encontrarán los "clandestinos"? ¿Habrán podido despegar de tantas emociones encontradas? Parece que en plena ruta se lo escuchó tararear al Sr. conductror "hay, hay mucho misterio en tus ojos hoy... " mientras que la "señorita maestra" pensaba para sus adentros "y ahora qué..."
Luego de una despedida eterna, en donde familiares, amigos y kombinautas festejaban la huída final y definitiva de los dos viajeros y su inseparable "clandestina" con un pequeño asado en las afueras de Zárate, sobre el margen del río, por fin llegó la verdadera realidad.

Ambos, Martín y Martina, ahora solos, se encontraron en una íntima mirada, y ante el ajetreo de la locura de la partida y la atención a las radios locales se desplomaron, luego de devorar algunos patys fríos que habían sobrado del mediodía, en la confortable suite de la camioneta... Como no podía faltar en todo camping argento, la cumbia como transfondo desbordaba el campamento...


Devueltos al lugar donde se sienten más cómodos, la carretera, enfilaron por la ruta provincial 14 hacia su destino inicial, Concepción del Uruguay, Entre Ríos. Martina aullaba en el trayecto que si sabía que esta camioneta no andaba a más de 90 km no se hubiera subido nunca... -Dicen que el viajar requiere de su tiempo si uno quiere verdaderamente "conocer"-, respondía lacónico, Juan Martín.
Bajo un cielo protector la marcha de la "clandestina" no cesaba, llevando a destino a estos viajeros ansiosos...

En la primer estación de combustible de la ciudad probaron las mieles de la fama, teniendo que saludar a la gente que los abordaba ante la pregunta "ustedes son los de la tele?", acto que ponía de manifiesto el mal humor de la fiel vw desde su traspie por las efímeras pantallas.
Por un segundo la pareja de viajeros comenzaba a tomar dimensión de la decisión que implica su proyecto. Frases que se dejaban escurrir entre tanta charla como..."están cumpliendo el sueño de muchos que no nos animamos..." o "recuerden que no viajan solos, hay mucha gente que va con ustedes..." comenzaban a transformar el espíritu nómade de ambos.


La noche cayó a orillas del río Uruguay en un camping municipal. Mientras se preparaban algo para cenar, sintieron que no estaban solos y al girar, la visión les regalaba un escenario de ensueño. -Qué noche Teté!!!!, se los escuchó vociferar a ambos...- ante la imponente luna llena. "Nuestra nueva casa es América y el techo bajo el que dormiremos será este, la luna, las estrellas..." intentó ironizar románticamente el profesor, emulando los sonetos de Quevedo....

Luego de un día de descanso, lectura y playa los insignes docentes se decidieron a comenzar con eso de "llevar y leer cuentitos a los rincones más inhóspitos de américa..." (Dixit a la prensa)



"La gente especial se encuentra siempre por algo, destino, azar, llamálo como quieras, pero es así", recuerdan que les dijo una maestra. -La historia es así, contaron al mismo tiempo: abordados por distinta gente que nos preguntaba por nuestra travesía, se presentó una maestra, Mónica, invitándonos a su escuelita y contándonos que no tenían biblioteca y que los chicos nunca eran visitados por nadie ya que el establecimiento quedaba a orillas de la ciudad y además era una escuela especial...-
Hacia allí fueron los viajeros... La Escuela Espeial Nº 18 los esperaba ansiosa...
Breve paréntesis: ellos no lo quieren aceptar, pero esa mañana estaban como chico de 1er.grado el primer día de clases, los nervios ante nuevas experiencias y la incertidumbre de cómo serían recibidos, era visible, aunque lo nieguen rotundamente.


"Obviamente que todas las miradas y el protagonismo me lo llevé yo, no sé, hay algo entre los niños y mi figura, como una especie de feelling, no sé, dicen que soy una gorda simpática... aunque lo de gorda mucho no me gusta..." comentaba la excéntrica "clandestina".



Los maestros se estrechaban en abrazos con sus pares y los alumnos, y daban comienzo a una jornada impensada para todos... Libros donados, lecturas en grupos, charlas personales... Tal es así que, Martín y Martina, fueron invitados también al doble turno extendiéndose la jornada hasta el cierre de la tarde.


La seño Martina desplegó todos sus dotes "encantaniños" volviendo de esta forma a sus verdaderos orígenes y olvidándose por un rato de la efímera fama y las propuestas alocadas para ser la sucesora de Sú Gimenez.


Luego los niños se ocuparon de llevar adelante el encuentro: cada uno agarraba un librito como si fuese la vez primera, acomodándose en su rincón favorito para introducirse en el maravilloso mundo de las historias imaginarias...
Dicen que al profesor Mondini se lo vio muy compenetrado al mediodía con el arroz con pollo invitado por la escuela junto a los chicos en el comedor escolar, y luego con el fulbito armado por los gurises en el patio escolar...



De esta forma, cumpliendo con el objetivo de llevar lecturas a los niños e inculcar el placer y el disfrute de un buen libro, luego de abrazos y de buenos deseos y promesas de reencuentros, los dos jóvenes maestros emprendieron la vuelta al centro de la ciudad...
Gracias a todos los maestros y chicos por permitirnos entrar en su escuela y compartir una jornada hermosa....


"Así no va, ché.... siempre me ponen desfavorecida o disminuída por otra cosa...." dicen que se quejaba la pequeña vw ante sus gigantescas compañeras de lecho nocturno.... Los amables bomberos de Concepción del Uruguay nos recibieron gustosos y hasta exhibieron orgullosos tan ilustre visita.



De nuevo en la carretera, ya sí rumbo al primer país a descrubrir, pusieron proa al norte, entrando al vecino y hermano país uruguayo por el puente internacional de Colón-Paysandú. El cambio de ritmo ya era notorio, las pausas, la educación, los bó!!.

Paysandú es la tercera ciudad del Uruguay en importancia, pero eso no le hace perder su ritmo y sus olores pueblerinos. Las orillas del río Uruguay forman unas playas de arena blanca que nada le tienen que envidiar al Brasil, junto a una rambla que bordea todo el paseo.




La gordita cariñosa luce su bronceado junto al prócer del Uruguay, el general Artigas... Dicen las malas lenguas que su caballo era más veloz que la kombi aquí presente...
La llegada a esta ciudad fue muy tranquila ya que, una vez más, gracias a la efímera fama, los gendarmes de la aduana los estaban esperando para sacar unas fotos y agilizar los trámites sin ningún tipo de burocracia.

Llegados al centro histórico se encontraron con periodistas del diario local "El Telégrafo" para realizar una entrevista y tomar unas fotografías. Gracias a Lorena, la periodista, se les presentó la posibilidad de visitar la escuelita de contexto, como la llaman allí, o rural Nº 71 de Paysandú.



Se les escuchó conversar a la pareja viajera sobre el notorio protagonismo que comenzaba a tomar su vehículo-biblioteca-casa, escondiendo en el fondo celos que ya empezaban a aflorar.
El recibimiento fue precioso. Los más chiquitos esperaban ansiosos los libros que bajaban de los baúles de la camioneta y no se podían resistir a chusmear la kombi.
El día ayudaba y los encuentros de lectura se hicieron al aire libre recorriendo historias, anécdotas y buenos momentos.

Los viajeros se sorprendieron ante la tecnología que les brinda el Estado a los niños: una pequeña laptop personal para cada uno, teniendo la posibilidad de conectarse en la escuela y poder bajar información e investigar.


Estuvieron presentes todos los chicos de la escuelita: desde sala de 4 hasta 6to. año de los dos turnos. Todos atentos escuchando los cuentitos leídos por la seño Martina a los más chiquitos. Y con la presencia de un nuevo acompañante: el pequeño y simpático títere "Perico". Tal atracción ejerce en los niños que las maestras envidian sanamente el poder de convocatoria de este novedoso plumífero...


Los más grandes estuvieron a cargo del profe Martín, que desarrollaba la explicación de tremenda travesía con un entusiasmo de adolescente recién enamorado por primera vez.




Los niños no dejaban de sorprenderse y de reírse de la pasión con la que el joven maestro ponía en el desarrollo de su explicación y en las anécdotas contadas.


El tiempo corría y los chicos no se daban cuenta, pero estaban junto a libros y no lo vivían como una tortura, es más, ante el punto final de un cuento se reiteraba siempre el ya famoso "otro mássss.........." y los chicos empezaban a explorar indivivualmente y en secreto los libros que tenían a mano....


Dicen ex-alumnos y conocidos de Martín que lo suyo son los relatos de suspenso, misterio y terror... y en esas oscuras aguas intentó introducir a los novatos lectores, con textos clásicos de Edgar A. Poe. Algunos cuentan que esa noche el que no pudo dormir fue él mismo, ya que, como pocos saben, todavía no puede dormir sin la luz apagada....
-Infamia!!!!, sólo quieres rebajarme al plano de los miedosos-interrumpe enojado Martín.

Lo cierto es que las charlas y lecturas siguieron toda la tarde con un breve descanso, y almuerzo de por medio, en la escuelita 71.


Las despedidas se volvieron a repetir, los abrazos, las experiencias y realidades sociales compartidas con los docentes. Martina aclara: "hay una frase que me quedó de un chiquito que me dijo -qué lindos que son los libritos, me hacen conocer lugares que no conocía..."

Un libro, es un viaje en sí mismo, todo lo que atrapa, lo que transporta a la imaginación se desarrolla en el tiempo y en el espacio. La lectura entendida como una práctica social que nos mantiene en movimiento, donde un texto te lleva a otro texto y así sucesivamente...


Gracias a la amabilidad de los bomberos de Paysandú, la segunda noche durmieron en la jefatura, ya que el camping municipal que les habían prestado el anterior día, tenía sus puertas cerradas...

Por la noche, Martín intentó prender un fuego para tirar una carne a la parilla, gesto que lo catapultó a la fina ironía y a las cargadas de los presentes bomberos de guardia, que acostumbrados a los salvamentos, rociaron por costumbre el pequeño origen del malogrado asado contraatacando con un humor negro... de humo...



Esa noche debieron contentarse con las ya famosas "tortugas" de jamón y queso, y una exquisita sopa en homenaje a Mafalda.




Retomaron el camino de ruta, por la provincial 21, llegando a la ciudad de Carmelo, donde hicieron noche en un pinar a orillas del río y de la playa. A la madrugada se desató una tormenta, que instantáneamente, hizo recordar a Martín los presagios funestos de "La caída de la casa Usher" de Poe, jurándose nunca más utilizar en vano tan sagrados textos...
Los relámpagos retumbaban en la pequeña suite y la iluminaban de una forma que, las sombras de los árboles resultaban terroríficas. Martina entre ronquidos, intuía el desvelo de su compañero.


La noche se hizo día y los ánimos del joven docente se calmaron para emprender nuevamente el andar del camino rumbo a la ciudad de Colonia. El viaje fue corto y bellísimo, con praderas al mejor estilo "Heidi" y campos sembrados de girasoles....


En el camino hubo un pequeño desvío hacia la residencia presidencial Anchorena, rodeada de increíbles pinares, ciervos y venados sueltos por los bosques.


La ciudad colonial le dió la bienvenida a estos inquietos "cuentacuentos", recibiéndolos con un auténtico chivito canadiense bien a la yorugua... La aventurera kombi encajaba a la perfección con los vestigios de los antiguos carros y automóviles de época...

Lamentablemente la llegada de los kombinautas coincidió con el fin de semana y ante la búsqueda de escuelas y centros culturales cerrados se decidieron a vagabundear por la ciudad...



Relajados y pausado su raid cultural, se dedicaron a explorar las angostas callejuelas de la antigua ciudad de Colonia, y como quien quiere y espera una sorpresa, el azar o el destino (según las preferencias místicas de los queridos lectores) los sorprendió reencontrándose con viejos y queridos amigos: Maru y el Colo...



De esta forma, Martín y Martina, pasaron de ser docentes en viaje a agentes de turismo y encantados con su nueva realidad, vieron una futura posibilidad de financiación del proyecto: "Amérika en kombi" Turismo aventura.... anda reservando tu lugar.... De algo estarás seguro, no sabrás con qué te encontrarás...

El sábado transcurrió entre mateadas y eternas caminatas visitando todos los rincones de dicha ciudad: el fortín, la ciudad colonial, las playas del centro, el yacht club de Colonia...



Aquí el narrador debe hacer una pausa para enterar a sus lectores fervientes de la primera teoría que se les escapó sobre la verdad de la milanesa...

Los aventureros viajeros, apurados por el cronista de este relato, le contaron (off de record) que en realidad el verdadero objetivo de este viaje no es toda esa perorata que circula por los medios, sino que sorprendidos y temerosos de la ausencia de sus respectivas sombras comenzaron una extensa recorrida y una persecución infinita que los llevó, inicialmente, por varios rincones del país natal sin conseguir su cometido.

Es así, que los dos desalmados, inventaron el proyecto de la biblioteca infantil andante como excusa, para conseguir que sus respectivas compañeras sombras volviesen a la tremenda realidad de perseguir esos cuerpos... Dicen que las sombras bromearon ante sus narices, haciéndose presentes en la ciudad colonial. Acto seguido escaparon hacia quién sabe qué destino....
Por un momento, los ingenuos maestros creyeron que allí se terminaría dicha persecución y podrían volver, ahora sí, a casa...



El tour "amérika en kombi" finalizó la jornada presentándoles a sus entrañables visitantes ante sus ojos, un atardecer de ensueño, marca registrada de propaganda de ex- AFJP...

Dicen que a Juan se le escapó interiormente una lágrima, recordando su pasado bucanero...

La noche finalizó con una auténtica "pizza, birra y faso" invitada por nuestros queridos amigos y también subvencionada con la venta de 2 remeras del proyecto "Amérika en Kombi" a unos queridos turistas coreanos... ¡Gracias a Dios Armando Maradona...!!!!!!!!!!!!!!!!


El domingo, las bellas acompañantes de los dos muchachos jugaron a emular las pelis de la Coca Sarli en las playas de Ferrando, haciéndoles frente al querido viento sur del Río de la Plata.




No sólo de poetas y de locos se alimenta el mundo, sino que de viajeros y soñadores: estos son dos amigos jubilados del camino, que con su Kombi VW Westfalia Club Jocker (prima moderna de nuestra humilde gorda) se animaron a los 60 y pico de años a recorrer los países de Sudamérica trayendo su camioneta en barco. Tal vez los vean por estos días pasear por la reina del plata, ya que era su próximo destino



Dicen que al principio la díscola "Clandestina" se hacía la importante enrostrando sus efímeros pasos por la tele y los diarios, pero transcurridos unos minutos el acercamiento se fue haciendo cada vez más profundo...


Agrandada por dicho encuentro internacional, la entrañable gordita se envalentonó e impuso su marcha directo a la plaza de toros de Real de San Carlos para saldar viejas discordias. "Quiero ver si me agarran esos cornudos animales... cómo es esto? Me discriminan por mi color y me quieren lastimar... y nadie dice nada... Después dicen que no hay discriminación en el siglo XXI... y el INADI?- vociferó retóricamente. "Lo único que falta es que digan que soy chavista"-concluyó. Lamentablemente nadie le había avisado que la plaza de toros estaba abandonada y dentro no se encontraba ningún animal taurino...




Como ustedes leerán la pequeña VW empieza a tomar el protagonismo, y no sólo eso sino que también se encarga de encontrar nuevos amigos como este matrimonio de Francia que junto a sus cuatro hijos, están recorriendo el mundo y visitando escuelas por la lucha contra el cáncer infantil. Ambos son médicos y decidieron dar una lucha cuerpo a cuerpo y a su vez ir educando a sus hijos ellos mismos asistidos por un programa curricular vía internet. Si los quieren visitar su página es http://www.milesofhope.net/

Imagen quijotesca si las hay, pensaba el profesor mientras conducía a su entrañable "Rocinante" o mejor dicho eran conducidos por ella. -No serán molinos de viento, pero la imaginación ayuda...-se escudaba Martín, ante la mirada preocupada de su compañera. -No terminarás como el Quijote, no?-replicó Martina.

-De eso se trata, mi vida, de dónde crees que sale lo de Biblioteca ANDANTE...- concluyó el loco viajero...



La llegada a Montevideo permitió a los primerizos viajeros envidiar la costa rioplatense y sus playas no contaminadas, como así también la disposición de la ciudad respecto a su río... sin darle la espalda.




Perdón, pero aquí debo interrumpir esta historia y más adelante seguiré con este magnífico relato, ya que ahora los debo dejar porque los docentes me apuran para que apague la luz... dejo para más adelante los detrás de escena...

El destino se les cruza y a manera de la saga de libros "Elige tu propia aventura" los viajeros se topan con esta simbólica inscripción escrita en la rambla de Montevideo...


Todo un SIGNO, ¿no? CONTINUARÁ....



Saludos viajeros y besos voladores.... Próxima estación, ESPERANZA.


PD. Lean mucho y apaguen la tele....

7 comentarios:

EL COLO dijo...

UN PLACER HABER ESTADO CON USTEDES ESTE FIN DE SEMANA COMPAÑEROS ! LES MANDO UN ABRAZO GIGANTE BÓ.

Patri dijo...

...y asi como sabemos que los libros nos transportan a tierras lejanas (imaginarias o no) ustedes nos estan llevando en "la colorada" a un viaje de ensuenos donde tampoco sabemos el final. UN ABRAZO! y felicitaciones por el relato.

Débora dijo...

Muchachos,
Ya le mandé un mail a las personas que conozco que están en el tema de la lectura y que los pueden encontrar por el camino.
Para mi fue un placer conocerlos.
Les robé algunas fotos y hice una entrada en mi blog sobre uds., tal vez sirva para que alguién se les acerque.
Buen viaje.
Débora

Chechu dijo...

Entro al blog casi todos los días para leer qué hay de nuevo, y hoy me sorprendí al encontrar este relato... la verdad es que deja con ganas de seguir leyendo.
Espero que esta aventura siga tan bien como hasta ahora... y que la disfruten mucho..

Besos... ¡hasta el próximo relato!

Anónimo dijo...

Hola, Chicos!!!
Que Hermoso Relato!!! y que lindo ver esas fotos!!!
Estoy muy contenta por todo lo que estan logrando!!
Martu, no sabia que habias llevado a "Perico".
Un beso grande
Cari D.

ariel dijo...

Vamos. Queremos más relatos... Una vez que laburan de verdad. No, en serio: me encantó. Che Mondini, debés saberlo, pro igual te aviso: quedaron afuera de la Libertadores. Un papelón... Abrazos. Ariel
PD: quién es Perico?

Sol Volman dijo...

Chicos, emocionante relato. No tiene desperdicio de principio a fin, igual que su viaje!
Y aunque los extrañamos se nos llena el pecho de orgullo al saber la hermosa aventura que estan viviendo, con todas las letras!
Un beso enorme!