jueves, 24 de junio de 2010

Prólogo al demorado capítulo XVI: "Cumpleaños mundialista. Cortita y al pie..."



“La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá. ¿Entonces para que sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar.” (Eduardo Galeano)

1. Pasen y vean…


De a poquito a paso lento y redoblado, acérquense, háganse amigos. Corran esa palmera que molesta la visión e introdúzcanse junto a nosotros en ese cristalino mar caribe. Vamos háganle, no sean tímidos, que el agua está “calientita” y transparente…
Sí, ya sé. Estamos perdidos. Pero sabrán entender, con sólo mirar…
La historia dicta que nos perdimos allá lejos, en el tiempo, por las indómitas tierras del temible Tapón del Darién, flotando, entre las fronteras de la bella Colombia y la desconocida (hasta ese momento), Panamá.
El presente dice otra cosa, y no sea que lo contrariemos y se ponga fulero… Estamos en Costa Rica, sí, sí, no se vayan a creer que la indómita “Clandestina” corre velozmente superando la velocidad de la luz, mas bien vuela, y bajito, no sea cosa que los satélites del mal gobierno nos intercepte…
Como bien dice el título sabrán que esto es un “pequeño” prólogo a ese capítulo perdido entre la selva y el primer país centroamericano pisado por estos viajeros. A modo de adelanto, más bien, ante la catarata de exigencias y mails de nuestros devotos seguidores, familiares, y amigos, ante semejante desplante, les ofrecemos un breve anticipo de nuestro feliz presente. Las causa son varias, (y quedan dentro del vestuario), más si no, una, la más importante: el deporte más hermoso y perfecto del mundo… FUTBOL.


El lugar elegido para nuestra larga estadía es Puerto Viejo, Costa Rica. Un pequeño pueblo de origen afrocaribeño, recostado sobre el mar caribe, poblado específicamente por pescadores, surfistas y rastas, rodeado por un lado del majestoso mar verde y turquesa de arrecifes y corales, y por el otro de la gigante selva conformada por varios Parques Nacionales.
El destino quiso que nos encuentre aquí hace más de un mes gracias a ciertas deidades, permitiéndonos disfrutar de un verdadero paraíso y a su vez poder trabajar para retomar fuerzas (y dinero) para lo que sigue. La cosa es que entre tanta buenaventura estamos trabajando y viviendo en un magnífico hotel (http://www.laislainn.com/) y los días pasan volando. Será que somos tan felices de estar donde estamos y de hacer lo que hacemos. Llegados en Mayo y en vísperas de la baja temporada turística y el comienzo de las lluvias en Centroamérica, obligados a anclar el barco un tiempito, conocimos a uno de los personajes más graciosos de todo el viaje, que sin dudarlo nos invito a su hotel y nos puso a disposición toda su ayuda, junto a su esposa, en todo lo posible ( en próximas entregas tendrán ciertas anécdotas).



Colgados como nuestro amigo oso perezoso, así estamos…

Es así que, en este pueblito, día a día, nos fuimos encariñando cada vez más con sus personajes, su cultura y su andar cotidiano, llegando a formar parte de los lugareños.
La cosa es también que los temporales del lado de la costa Pacífica no cesan y ciertos “temblores” de la madre tierra, hacen que las rutas estén cortadas, pero más bien, fundamentalmente, la cuestión fue y es: el mundial de fútbol Sudáfrica 2010…

2. Entre Dieguitos y Mafaldas…

El día llegó y los nerviosismos y la ansiedad eran insoportables. A manera de publicidad de la gaseosa Cola más famosa del mundo, nos desvivíamos por sumar hinchas a la gran causa nacional. Como quien dice, donde hay un país, hay un argentino. Y así fue y es. Reclutando fuerzas se formó la “Comunidad Argenta en Movimiento” (CAM) y se copó la parada de un camping, administrado provisoriamente por una pareja de amigos, que compartiría ciertos trayectos de nuestra aventura, en la querida “Clandestina”. De esta forma las exigencias fueron creciendo y en un acto cuasi terrorista se exigiría a la patronal de turno un plasma y un abono al cabe satelital más famoso del planeta “trampa”


Las oraciones comenzaban y la iglesia maradoniana de D10S hacía de las suyas. Detrás en la pantalla, el supremo. A rodar se ha dicho y aquí comienza la VERDAD


Primera fila VIP. La barra brava agazapada. Detrás, los mortales.
Los ritos comenzaban, las cábalas, presentes. Y esa “puta” pelotita, que tanto nos puede, comenzaba a rodar. Lo interesante de todo esto, es como uno cambia cierta óptica de algunos acontecimientos que culturalmente damos por hecho. El mundial obviamente, en Costa Rica, se ve. Eso. Se ve. Pero no se vive. Y escuchar desde la lejanía y en tierras ajenas, ese ensordecedor “Ohhhhh Ohhhhh Ohhhh” del himno nacional, hace temblar a uno hasta erizarse la piel. Y vaya que uno no defiende causas nacionalistas, no? De eso se trata este andar gitano…Y ante los ojos de los locales, una horda de revoltosos, irrumpiendo la tranquilidad de la naturaleza y el curso de la vida, parece indecoroso.
Los guerreros gladiadores maradonianos nos dejan tranquilos y los triunfos se imponen. Las vueltas y las caravanas, hacen de propios y ajenos, que los turistas disfruten mirando y sacando fotos a esos locos comportamientos, que no responden a la razón.


El trapo luce orgulloso.


Si hasta los monos se acostumbraban a la irrupción de la paz presente en tremendo paraíso. Crease o no, a más de un argento se lo vio por ahí corriéndolos para enseñarles ciertas canciones y el ya famoso “Ohhhh Ohhhh Ohhhh” nacional o enseñandoles las fotos de la Dalma y la Gianina... No sea cosa que se vayan para la torcida verde y amarela, ¿no?



Y después de cada contienda, los músculos a relajar. Que los partidos se ganan dentro y fuera de la cancha, ¿no? La piscina de nuestro hotel, luce impecable. Trabajo y obra de quien escribe.
Y luego algo más de trabajo…




En medio de tanta efervescencia mundialista coincidíamos con el “Campeonato de Surf del Caribe”, justo frente a nuestra casa. Y como ustedes saben, queridos “principitos”, la protagonista estelar de esta historia, sacó a relucir todo su merchandising. Se sabe que en el mundo del surf, las “gorditas” gozan de una envidiable admiración, comparable al nuevo Messias… (Perdón por las metáforas futbolísticas, una vez más).


Los rituales se repetían, los lugares se respetaban. Mate y tortafritas. Orgullo nacional. Y ante cada corrida de la pequeña pulga, la banda se emocionaba. El hombre vive de ilusiones y en esas andábamos.

Si hasta las ardillas parecerían correr y apurarse para no perderse la contienda mundialista de la querida albiceleste…

Hasta nuestros amigos caninos, fueron víctimas del hostigamiento mundialista en “el arte del balón pie…”

Postal caribeña mundialista.



“¿Y estos dementes, de dónde salieron?”



Otro de los nuevos “trabajos” comenzaba a rodar. El antiguo catedrático de las Letras, se convertía en un “experimentado” profesor de surf y fotógrafo profesional, de aquellos turistas que llegaban a Puerto Viejo para aprender un poco de surf…ganándose la confianza de los verdaderos profesores y surfers rastas que plagan la hermosa playa de Cócles.
¡¡¡¡ El mundo es tan generoso!!!!



Martina hace de las suyas y se busca un auténtico socio para la difícil tarea en el arte de las artesanías. Cuidador furtivo y atractivo de las miradas de extraños, la jugada sale perfecta. Foto curiosa y algún recuerdito artesanal se llevan…



Ché no sólo merezco el 20 por ciento de las ganancias, si no que también un rico alimento balanceado…”, parece exigir el noble Turog a la encantaniños.

3. Cumpleaños viajero… y ya van…

Y que mejor forma de festejar un cumple… El segundo de la “seño” Martina en camino, en este viaje. Obviamente que por pedido expreso de la involucrada, se omite aquí, los tan deseados años. Enfrente el mar caribe, con sus aguas placenteras y detrás la húmeda selva con sus increíbles sonidos y animales. Qué mejor forma que festejarlo con un “asado” argento sorpresa y con un cierre de fase perfecto de nuestros gladiadores maradonianos…



La ranchada de los pibes a pleno. Las lluvias en el caribe se forman en segundos y no son piadosas. No sea cosa que se eche todo a perder. Mas vale hombres precavidos que…


Birra y picada previa y festejo doble. Cumple y octavos de final. La Clandestina nos alberga a todos. Su corazón es enorme y el consumo de gasolina aún más…



La involucrada luce orgullosa ante la presencia de tan magnífico trofeo, luego de varios meses sin verlo. Choris para unos, Sanguich de lomo y plátanos a la brasa… Si hay pobreza que no se note, decían algunos.


“Carne, sí, Carne… A comerla…!!!!!” (Al mejor estilo Francella)


Y el cierre a todo vapor. El lujo, es vulgaridad. Pero la torta de chocolate con dulce de leche, garpa. Los deseos, no se dicen. Y esperemos que sean los que todos pensamos, y deseamos…



Y de esta forma va pasando nuestros días… Más viejos, pero más jóvenes. Felices, súper, y los sueños que antes se postergaban, ahora se realizan. De acá en más seguiremos nuestra estadía en Costa Rica y pronto, muy pronto, vendrá el capítulo de este pequeño prólogo que le hemos ofrecido. Y junto vendrá el derrotero del temible Darien, el reencuentro con la entrañable “Clandestina”, el andar por las tierras panameñas y el camino rumbo norte por la encantadora Centroamérica…


Y en el medio de todo esto cumplimos un año en el camino, 25 000 Km. recorridos, 2 cajas de dirección rotas, y kilos y kilos de arroz y fideos engullidos….Pero siempre, juntos y felices, unidos por un mismo sueño que cada día se forja más fuerte.



Nuestras sonrisas lo dicen todo y nuestras caras lo reflejan… Detrás, el mundo que nos sorprende día a día y el camino que nos espera…
Para la próxima, queridos amigos y seguidores, les prometemos un capítulo más largo y entretenido. Espero que cuando nos volvamos a encontrar la alegría y la felicidad nos envuelva aún más y esos deseos que muchos tenemos se cumplan. Por lo pronto nos vamos despidiendo, les mandamos nuestros abrazos viajeros y les agradecemos por tanto cariño y apoyo que nos van dando a lo largo de esta historia. A aquellos que no conocemos, a aquellos que están pendientes, a aquellos que nos dan fuerza día a día para cumplir este sueño, que ya es de muchos. De Argentina a México. Ida y Vuelta. Uniendo Latinoamérica…

Les dejamos una pequeña postal de nuestros días presentes….



PURA VIDA.


PD: “Si asumes que no existe esperanza, entonces garantizas que no habrá esperanza. Si asumes que existe un instinto hacia la libertad, entonces existen oportunidades de cambiar las cosas.” (Noam Chomsky)


Desde Costa Rica, Centroamérica
Abrazos y Besos Viajeros...
Próxima Estación, ESPERANZA.
Hasta el Infinito, y más allá…
Fotos de Puerto Viejo...



2 comentarios:

Alexandra Correa dijo...

Hooola chicos!, justo hoy me di la vuelta por su blog!

Me encanto esta estrada!! Así podemos seguirlos mejor !!=) Q bueno que estén bien y pasandola de maravilla! y bueno me toca decirlo jeje "Aguante Argentina"!!

Les mando un abrazo grande!!

Juan Carlos dijo...

Hola chicos queremos desearles ¡¡¡ FELICIDADES !!!por este primer año de recorrido.Desde Cataluña los seguimos y envidiandolos un poquito, esperando que pronto, nosotros podamos seguir sus pasos desde el mar.Sigan asi y les auguramos que todo lo que hagan les llenara de satisfacciones personales.Esperando que se cumplan todos sus deseos les mandan saludos Blanca y Juan.